Te acuerdas de las máquinas de Rube Goldberg? Estas máquinas emplean una serie de procesos mecánicos, los cuales eventualmente resultan en una acción. La producción del hablar es similar a una máquina de Rube Goldberg. Después de que el cerebro decida lo que quiere decir (lo cual se logra por medios eléctricos y químicos), el resto del hablar es sorprendentemente mecánico.

La producción de la voz

El fuelle

Quizá hayas usado un fuelle para darle vida a un fuego. Tal vez te notaste del sonido del aire saliendo del fuelle y como se cambiaba, dependiendo en que tan rápido movías las manijas. O quizás hayas creado un sonido chirriante con estirar la abertura de un globo inflado y luego dejar que escapara el aire por la abertura estrecha pero no bloqueada. Con un poco de fuerza y en un espacio chico, aire moviendo puede producir sonido.

Image: Lisa Ann Yount

En la producción del hablar, el aire moviendo viene de los pulmones. Usamos músculos, incluso diafragma, para hacer mover el aire. Viaja por arriba fuera de los pulmones y entra la garganta, donde se encuentra con la laringe.

El cojín Whoopee

Los cojines Whoopee son extremadamente entretenidos. No es porque es muy fácil hacer que alguien piense que se ha salido algo de flatulencia, sino porque el cojín Whoopee crea su sonido tan cómico con aire fluyendo por una abertura floja. Las cuerdas vocales son como la abertura del cojín Whoopee. Justo como puedes cambiar la abertura de un globo o cojín Whoopee para alterar el tono de sonido que se crea cuando sale el aire, ajustamos la laringe para cambiar el tono y calidad de la voz. Estos ajustes se hacen usando músculos que mueven las estructuras cartilaginosas conectadas a las cuerdas vocales.

Image: Jason Meredith

La voz se produce cuando el aire pasa por la abertura en las cuerdas vocales en su viaje desde los pulmones. Las cuerdas vocales son hechas de musculo cubierto con una membrana que es flexible y floja, que se estira como el caucho de un cojín Whoopee. El sonido que sale de la abertura en las cuerdas vocales es la voz.

El embotellamiento

¿Has soplado aire por la boca de una botella para producir un sonido? Se puede cambiar el sonido un poco por cambiar la posición de los labios, pero la índole del sonido que se hace con una botella depende más en el volumen de aire dentro de la botella. Con más liquido (en otras palabras, menos aire), lo más alto será el tono del sonido. Una botella vacía hace un sonido con un tono bajo.

Image: Dean Hochman

El aire resuena dentro de una botella como la voz resuena en las cámaras de aire en la cabeza y el cuello (el sistema vocal). Las olas de sonido de la voz explotan de las cuerdas vocales y brincan por la garganta, en la boca, y arriba en la nariz. El hablante puede afectar la calidad del sonido de su voz usando los músculos en la garganta y boca para posicionar la laringe y las superficies del sistema vocal.

La articulación

Por los anos, la gente ha creado llamadas de patos, un tipo de silbato desinado a – como el Sistema vocal de un pato – cortar por el ruido de agua para atraer a patos. Hay varios de estas llamadas que se puede comprar, cada una con un diseño único que ofrece un sonido diferente de pato. Características claves de los diseños de estos silbatos de pato incluyen el uso de lengüetas vibrantes que crean un sonido cuando alguien sopla, y las obstrucciones por los cuales viajan las olas de sonido antes de salir del silbato. La estructura de estos silbatos de pato puede variar mucho, con silbatos diferentes produciendo sonidos muy diferentes.

Image: www.patentswallart.com

El lenguaje hablado es una serie de sonidos que creamos usando el aire que movemos desde los pulmones fuera la boca (y nariz). Lo que lo hace tan complejo es nuestro poder de producir – y entender – una seria larga de estos sonidos a alta velocidad. Producimos los sonidos del lenguaje con los labios, lengua, y la solapa que separa el aire en la boca del aire en la nariz.

Sonidos diferentes se producen con cambiar el flujo de aire en el Sistema vocal en varias maneras. Hablantes pueden hacer eso con forzar el aire por un espacio más pequeño (como cuando un pirata se junta la lengua para decir “arrrr”), y con bloquear el aire (como cuando alguien comiendo forza el aire por la nariz para decir, “mmm” o un bebe mueve juntos y separados los labios para decir, “baba”).

Juntar todo: Cojín Whoopee a silbato de pato

Por todo el mundo, hay más de 100 sonidos del lenguaje diferentes, y todos son creados del aire[1]. Cuando hablamos, movemos el aire desde los pulmones por las cuerdas vocales, y lo manipulamos por cada sonido. Los hablantes combinan los sonidos del lenguaje en maneras infinitas para comunicar. El poder de un escuchador de procesar una serie de sonidos del lenguaje rápidamente depende de su comprensión del lenguaje hablado y su experiencia usando ese idioma, además de la precisión de producción de la persona que habla. Justo como un cambio pequeño en el diseño de un silbato de pato puede cambiar el sonido que produce, un cambio pequeño en la posición de la laringe o lengua puede cambiar significantemente el sonido que produce la persona quien habla.

Cuando sabes la palabras que quieres decir pero sientes que tu producción del lenguaje puede ser más precisa, por eso existen los entrenadores del hablar. En Lingua East Podemos ayudarte a convertir el aire en tus pulmones a lenguaje que entiende la gente. Comunícanos y te ayudaremos. ¡Deja que escuchan tus ideas!


[1] La mayoría de los sonidos del lenguaje (como en el inglés americano estándar) se crean usando aire de los pulmones; pero, algunos sonidos de lenguajes como algunos de la África se crea con la inspiración del aire.


Te gustó este artículo? Te recomendamos estos:

Cambiar un acento es difícil (pero no es imposible)

La mecánica del hablar

Accent Modification Services at Lingua East