Se puede practicar entrenamiento del oído para mejorar en un segundo lenguaje. Esto involucra escuchar por un contraste entre un par de sonidos en el segundo idioma. El contraste es tan sutil que puede ser que no escuchemos una diferencia cuando empezamos el entrenamiento. Pero con escuchar y practicar se puede aprender a oír la diferencia entre los sonidos, que ayudara con producir los sonidos del segundo idioma claramente.

 

La conexión de boca-oído

Existen varias teorías que crean un enlace entre lo que oímos y como hablamos. Como bebés, jugamos con empujar el aire por la boca, y eventualmente nos enteramos como producir los sonidos que escuchamos en nuestro ambiente. Son los sonidos del lenguaje nativo.

Al crecer, cuando se quiere aprender otro idioma, tratamos tanto como Podemos a producir los sonidos que escuchamos, pero hay dos cosas trabajando en contra de nuestros esfuerzos: una se relaciona con los patrones de movimiento que nuestros cerebros han programado a nuestras bocas a seguir para hablar, y la segunda es el input acústico que nuestros oídos han sido entrenados para detectar.

Aprendimos los patrones motóricos para producir los sonidos de nuestro primer idioma cuando éramos niños. Aplicamos los mismos patrones a los sonidos del segundo idioma. A veces está bien, a veces resulta en percepción de un acento. Hay que aprender un nuevo patrón para un sonido en que se produce diferente el segundo idioma. Con mucha práctica, se puede aprender los nuevos patrones y hablar un Segundo idioma con mejor pronunciación y nitidez.

Bebes recién nacidos pueden distinguir entre los sonidos de todos los idiomas del mundo. Con exponerse a un solo idioma, se enfoca en ese idioma. Después de un par de años, ya no se puede distinguir entre sonidos semejantes de otros idiomas.

Por qué se necesita entrenar los oídos

Hay dos funciones claves en hablar un segundo idioma: poder producir el patrón motórico para los sonidos, y oír el contraste entre sonidos similares.

Hay sonidos que escuchamos como diferentes que son muy similares. Por ejemplo, /b/ y /p/. Ambos se producen con parar el flujo de aire en la boca (con cerrar los labios), luego dejar salir el aire acumulado. Los dos sonidos se producen en la misma parte de la boca. La única diferencia es que el /b/ tiene voz y el /p/ no tiene. A veces, gente hablando idiomas que no hacen la distinción de voz con estos sonidos – los que hablar árabe como primer idioma, por ejemplo – no distinga entre /b/ y /p/.

A pesar de todo eso, se puede aprender los sonidos que no son fáciles, para poder hablar con mas dominio y fluidez. Con practica y ayuda de un entrenador del hablar o alguien hablando ingles como primer idioma, si es posible mejorar la pronunciación del inglés americano estándar. Parte del entrenamiento involucra entrenamiento del oído.

Cómo entrenar los oídos para pronunciación nítida

  1. Selecciona los sonidos que quieres trabajar.

Probablemente, solo tendrás que trabajar en unos cuantos sonidos que afectan a como la gente te entienda. Deberían de ser sonidos que no produces con consistencia cuando hablas ingles como segundo lenguaje. Cuando ya sabes cuales sonidos quieres entrenar, obtén una lista de pares de palabras que son iguales menos ese sonido. Una palabra tendrá el sonido que quieres entrenar; la otra será otro sonido similar pero no lo mismo. Si buscas “minimal pairs,” encontraras listas para una variedad de sonidos.

  1. Obtén una grabación.

Es recomendado trabajar con solo una o dos listas de pares de palabras a la vez. Cada palabra debería de ser una palabra actual en inglés, y debería de ser diferente de la otra palabra del par por solo un sonido (es la distinción estás entrenando). Pide a un amigo quien habla inglés como primer lenguaje a checar la lista para asegurar que los sonidos son correctos, luego pídele a ese amigo a hacer una grabación produciendo cada par de palabras con un paso razonable. Es muy fácil hacer esto en un smartphone; luego te pueden mandar el archivo como mensaje de texto o por WhatsApp.

  1. Escucha la grabación

Escucha la grabación mientras haces alguna actividad automática, como manejando. Escucha la grabación por varios minutos a la vez, al menos tres veces al día. Cada vez que la escuches, pon esfuerzo en oír la diferencia entre cada par de palabras.

  1. Utiliza un entrenador del hablar o un hablante nativo.

Si tienes acceso a un entrenador del hablar, pídele ayuda para aprender los patrones musculares para pronunciación clara de la distinción que estas entrenando. Si no tienes acceso a un entrenador del hablar, haz click aquí para mandar un mensaje a un entrenador.

Enséñale a un hablante nativo tu lista de palabras y pídele a decir cada par de palabras, pero de vez en cuando, en lugar de leer las dos palabras, que solo diga una de las palabras dos veces. Por cada par, dile a tu amigo si son diferentes las palabras o si es la misma palabra. ¿Puedes identificar cuando son diferentes y cuando son idénticas? Cuando ya puedes identificar cada par correctamente, avanza a otra lista.

 

Lingua East provee servicios de modificación de acento, comunicación profesional, y comunicación cultural a individuos y compañías en los EEUU y en el extranjero. Si tienes interés en comunicar en inglés con nitidez, confianza, y éxito, contáctanos a contact@LinguaEast.com.