Es muy fácil para los niños aprender idiomas – el idioma natal y otros idiomas. El cerebro de un niño esta en desarrollo, y en esa época puede absorber todos los sonidos, palabras, y estructuras de cualquier idioma.

A los cuatro años, el cerebro y la boca se han formado conexiones fuertes para los patrones del hablar. Son conexiones que tendremos por toda la vida, si se mantiene saludable el cerebro.

En la adolescencia los patrones del hablar se han vuelto tan arraigados que si aprendemos un segundo lenguaje, es más probable que hablaremos el segundo idioma con un acento. Además, es por esta edad que se Vuelve más difícil aprender otro idioma; se requiere muchas horas de estudio. Hasta si se puede ganar dominio sobre la gramática y el vocabulario del inglés a los 16 años, aun hablaras el idioma con un acento.

Acento abarca los sonidos, ritmos, y entonación de un idioma hablado por un grupo de gente. Puede ser confinado por un idioma, como el idioma estonio, o por región, como el Panhandle de Texas. Aunque todos hablamos con algún acento, normalmente no pensamos en tener un acento en nuestro primer idioma.

Los investigadores que estudian cómo responden los bebes al lenguaje han descubierto que a una cierta edad, los bebes prefieren el acento de su propio grupo. En otras palabras, un bebe jamaiquino demostraría una preferencia por el ingles jamaiquino sobre un acento de Minnesota, y un bebe de St. Louis preferiría el lenguaje arrastrado sobre un acento de Australia. Sabemos que los bebes reconocen la diferencia. ¿Y los adultos?

Cuando un adulto típico escucha a un acento, su cerebro tiene mas labor por hacer antes de que entienda el mensaje comunicado por el hablante. El cerebro adulto procesa a un acento como un escultor quitando poco a poco la superficie para entender el mensaje abajo. El procesar del acento ocurre en un nivel subconsciente, a menos que sea muy fuerte el acento.

Los acentos pueden venir con mucho equipaje en la forma de como los escuchadores perciben a alguien quien habla con un acento diferente. La gente quien habla con cierto acento puede ser vistos como más inteligente, sofisticado, o educado. La gente quien habla con otro acento puede ser vistos con más tendencias a ser no honesto. ¡Y nada de esto tiene que ver con la persona, sino solo acento!

While I have discussed before how as a listener, the only way to overcome any subconscious biases you may have is to increase your exposure to those accents or dialects that might be seen in a negative light, many wonder, what can a speaker do about her own accent?

Petra aprendió el inglés cuando ya era adulta. Habla inglés con acento. Tiene acento por los patrones de hablar que aprendió como niñita en la Hungría. Petra, quien trabaja en las oficinas corporativas de una compañía de químicos en los EEUU, quiere cambiar su acento.

Ella siempre tenía algo de aprensión sobre comunicar con su equipo y los vendedores de afuera, pero cuando avanzó de puesto en la compañía, su acento se volvió más y más de un problema. Petra sabe que es instruida, tiene experiencia, e industriosa, pero a veces se siente que sus interacciones con sus colegas y con los vendedores no son tan nítidas como pudieran ser, y es por su acento.

Ella ha tratado de usar apps en su celular, tratando de practicar diario. No funcionó. Ha tratado de copiar las voces en la tele. No funcionó tampoco. Al fin, Petra se dio cuenta de lo que faltaba: feedback profesional de un hablante nativo de inglés.

Petra fue a Recursos Humanos y pregunto del speech coaching. La directora de entrenamiento en su compañía le hizo una cita para ver a un speech coach. Petra eligió hacer el entrenamiento por la computadora, porque era más conveniente para ella.

Trabajando con el speech coach, Petra recibió mas que solo el feedback que necesitaba para mejorar su hablar. El coach le dio a Petra ejercicios especiales para practicar que fueron especializados para sus necesidades, basados en la ciencia, y recomendados por un profesional. A Petra les gustaron las sesiones, y aprendió algo nuevo cada semana.

Después de trabajar con el speech coach por tres meses, Petra todavía habla con acento. Pero, puede hablar el inglés mucho más claro que antes, y algunos de sus colegas han comentado en cómo se ha mejorado su hablar. Ella se siente más confianza en su posición, y sus sentimientos de aprehensión sobre comunicar con los colegas y vendedores se ha bajado significantemente.

Si usted o un miembro de su equipo le gustaría más información sobre los servicios de acento, contáctanos. Nos alegrara contarle más de nuestro programa. Si está listo para cambiar su acento usando un programa de speech coaching que funciona, haga nuestro screening en línea para empezar. La gente debería de escuchar sus ideas, no el acento.